La actual contienda global entre los luchadores por la libertad y la democracia en contra de los esclavizadores y las oligarquías, se realiza en medio de la amenaza de estallido de una guerra regional en el Medio Oriente que derivaría en la tercera guerra mundial, pero esta vez sería una guerra mundial termonuclear.

Los dos candidatos a la presidencia estadounidense, ambos guerreristas, huelen a guerra mundial, sólo se diferencian en que el "demócrata" y Premio Nobel de la Paz, tal como el gato lo hace con el ratón, ofrece someter a sus víctimas a la tortura previa antes de devorarlas; mientras que su oponente "republicano" promete acabarlas como el tigre liquida al venado, de un zarpazo.

Obama piensa detener a Irán con bombas nucleares y termonucleares tácticas, mientras que Romney piensa hacerlo con bombas nucleares y termonucleares estratégicas, ambos están embarcados hacia el mismo "destino manifiesto" que demanda a los gobernantes estadounidenses llevar por doquier la "libertad" y la "democracia" ungidos por la voluntad de dios.

La gran dificultad para lograr los máximos objetivos de los luchadores populares por la libertad y la democracia siempre ha estado en la falta de conocimientos. Sus pensamientos libertarios no han podido descifrar las claves que hacen fracasar sus esfuerzos por construir un mundo libre y nuevo para transformar ya no sólo la cultura sino la civilización.

Cuando se pone atención a los discursos presidenciales realizados ante la asamblea general de la ONU, pasándolos por el filtro de los resultados de la investigación del proyecto La educación prohibida, no queda duda alguna que los esclavizadores, sean estos tiranos, empresarios, demócratas, liberales, burgueses, oligarquías, imperio o países desarrollados e industrializados (el 1%), se las han ingeniado para que la sociedad esclava, léase obreros, campesinos, estudiantes, profesionales, técnicos, artesanos, artistas, jubilados, discapacitados o países pobres y en "vías de desarrollo" (el 99%), reproduzca y asegure por si misma su propia dominación y explotación asumiendo el pensamiento del dominador o explotador.

La batalla entre Wikileaks y el status quo imperial del siglo XXI se da en el marco del conocimiento científico técnico. La rebelión de Assange es en el plano desde donde hoy se ejerce la dominación de los seres humanos como nunca en el pasado la soñó emperador alguno, en el plano del conocimiento científico, cuya máxima expresión del desarrollo científico y tecnológico de hoy se pone de manifiesto en la dominación mundial cibernética actual de la sociedad.

Julian Assange, espartaco del siglo XXI, guiado por el conocimiento científico y técnico del desarrollo popular alternativo subversivo de los cyberpunks, se dispuso junto con un equipo de asociados a combatir a los lobos desafiándolos en su propia cueva: Internet. En pocos años de trabajo, WikiLeaks desarrolló mecanismos de información masiva usando herramientas de comunicación seguras que hicieron posible la denuncia de grandes crímenes y corrupción de las élites globales y diversos estados nacionales.

La publicación masiva de comunicaciones militares secretas sobre centenares de miles de crímenes cometidos por las tropas estadounidenses y de la OTAN durante las invasiones de Agfanistán e Iraq, más los miles de correos electrónicos de la diplomacia estadounidense y la información recabada por una agencia de inteligencia privada, humillaron la arrogancia de EE.UU., la OTAN y sus servicios de inteligencia, al poner al descubierto mundial masivo la corrupción de sus élites y sus políticas canallas.

Ante tal osadía y afrenta realizada por un esclavo del siglo XXI, la arremetida de la dominación global no se hizo esperar. Violando todos los principios ciudadanos y derechos humanos protegidos y consagrados por la Carta de las Naciones Unidas y los convenios internacionales, EE.UU. y países europeos acorralaron y desataron una feroz persecusión contra WikiLeaks y Julian Assange, su fundador, quien fue detenido en Londres para ser extraditado a Suecia por una denuncia de agresión sexual. Denuncia que resulta ser un eufemismo para ocultar la intención de llevarlo a juicio en EE.UU. por traición a la patria.

Luego de más de quinientos días de arresto sin acusación formal e informado de juicios secretos abiertos en su contra por EE.UU., Julian Assange decidió salvar su pellejo buscando asilo político en la embajada del Ecuador en Inglaterra. Cuando el viejo imperio inglés rugió amenazando invadir la embajada ecuatoriana para arrestar a Julián Assange, el Presidente del Ecuador, Rafael Correa, anunció al mundo la concesión del status de asilado político al fundador de WikiLeaks. Esa decisión soberana y legal del Ecuador fue respaldada de inmediato por la mayoría de los países latinoamericanos.

Confinado en la embajada de Ecuador en Londres a la espera del salvoconducto para viajar a latinoamérica, un derecho que Inglaterra se niega a respetar, cuando nadie lo esperaba, nuevamente desde Internet Julian Assange sorprende a moros y cristianos con una oportuna videoconferencia de denuncia dirigida a los delegados a la Asamblea General de la ONU, acción que resulta ser una bofetada de respuesta al discurso oportunista y falaz del presidente estadounidense Barack Obama, al cual confrontó refutándolo con valentía, sátira y vergüenza señalando el camino que debería seguir la "audacia esperanzadora" de la cual hace gala la retórica del actual inquilino de la Casa Blanca.

La ONU es la muestra palpable de la falta de democracia en el mundo. La Asamblea General de la ONU es una muestra fiel del valor de los parlamentos y gobiernos de los países no miembros del Consejo de Seguridad: nada = 0. El consejo de Seguridad de la ONU es el custodio del verdadero poder político global y las corporaciones transnacionales son el verdadero poder estatal por encima de los gobiernos.

Esta situación de la ONU se manifiesta en la mayoría de los resultados de las luchas populares. Los movimientos de liberación que han alcanzado el poder político en diversas naciones, luego de tomar el poder del Estado no han avanzado mucho en términos de superar la dominación colonial, a lo sumo han forzado a variar los métodos de dominación, pero la explotación y el saqueo no sólo se mantienen sino que aumentan.

Lo anterior nos hace reflexionar sobre la búsqueda de salidas a la vuelta en círculos de los luchadores sociales populares durante los últimos siglos. Hoy nuevas propuestas y salidas a la dominación y explotación vienen caminando de la mano de nuevas formas de pensar y mirar la civilización, los problemas humanos y sus soluciones. La crítica popular eleva su nivel, por cierto, mirada despreciada por una izquierda ortodoxa y religiosa que la derecha creó a su imagen y semejanza desde la educación y la escuela, de allí que cuando la izquierda ha llegado al poder y llevado adelante sus estrategias políticas, económicas y sociales tarde o temprano el capitalismo, la explotación, las injusticias y la dominación de las mayorías vuelve a regresar.

El secreto oculto de las oligarquías ha estado siempre en el manejo la cibernético del poder, el control de los procesos de producción y reproducción del sistema social mediante la educación pública y obligatoria escolarizada militarizada. En otras palabras, mediante el amaestramiento canino de la mayoría de la sociedad.

Complementaremos los argumentos anteriores con la imagen y el audio de la videoconferencia de Julian Assange en la ONU y el documental La Educación Prohibida, ambos de gran utilidad en estos momentos para comprender la situación de dominación global y buscar caminos y soluciones a las luchas de liberación de los pueblos.

Caracas 28 de septiembre de 2012


Video 1. Videoconferencia de Julian Assange ante delegados de la ONU.
link:  http://www.youtube.com/watch?v=S7FI0FQVzmU

Video 2. Documental La educación prohibida
link:  http://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc