Los psiquiatras, una pieza más de la gran máquina de hacer dinero.

El resultado ha sido que los niños no están recibiendo la ayuda que deberían y en
cambio están sufriendo los efectos secundarios de los fármacos que les han dado.
El tratamiento farmacológico se ha convertido en algo generalizado, siendo
una opción ?rentable? para la mayoría de las familias.

Antonio Muro, Vice Redactor Jefe de la revista española nacional sobre salud Discovery Salud, comentó sobre este desarrollo que los psiquiatras ?se han convertido en una pieza más de la gran máquina de hacer dinero, sosteniendo la falsa idea ante el Gobierno de que todo puede resolverse con fármacos?.

El resultado ha sido que los niños no están recibiendo la ayuda que deberían y en
cambio están sufriendo los efectos secundarios de los fármacos que les han dado.

El siguiente ejemplo es una madre desesperada describiendo la situación de su hija de 12 años: ?Nos han dicho que la niña sufre trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), aunque no estoy muy segura de si está o no bien diagnosticada y tratada. Toma Concerta 54 que, en principio, sí le vino bien para concentrarse, pero el problema de mi hija es que no puede iniciar la concentración y se bloquea ante las dificultades que supone el estudio. Después de pasar el segundo y tercer trimestre con muchos enfados, gritos, insultos, rabietas por su parte ahora está en un estado de ánimo muy bajo, se encuentra triste y casi no habla? no veo mejoría.?

La actividad de tratar a niños etiquetados con TDAH se ha convertido en un gran y
creciente negocio. Esto puede verse reflejado en las averiguaciones de un estudio publicado en el 2010 sobre los gastos públicos por el tratamiento farmacológico del TDAH, con uso del metilfenidato, los gastos por tratamiento farmacológico del TDAH se multiplicaron por más de 100X entre el 2001 y el 2007 ? la porción pagada por la seguridad social aumentó de 8.648 ? a 890.848?.

Los psiquiatras han estimado que el 75% de los niños que sufren de TDAH siguen sin
ser diagnosticados, en otras palabras, cientos de miles de niños están listos para ser drogados en el futuro. Otros psiquiatras infantiles declaran que el TDAH afecta al 7% de los niños.

Además, del daño que causan a nuestros niños y a sus familias, el TDAH no existe como enfermedad, y no se puede tratar con pastillas una enfermedad que no existe. Los psiquiatras etiquetan a todo como una enfermedad con tal de recetar pastillas para ganar dinero.
Como también expresó el científico Estadounidense L. Ronald Hubbard, los Psiquiatras inventan enfermedades cuando son simplemente comportamientos normales, ¿pues qué niño no es irritable en ocasiones? o ¿Qué niño a veces no se distrae?, y tu ¿nunca te has distraido o sentido irritado?
Para informarte de los graves peligros de las drogas psiquiatricas entra en www.cchr.es